Cómo tener un día redondo todos los días

Hoy queremos hablaros de cómo empezar la mañana con energía positiva y llegar a tener un día redondo.

Es cuestión de establecer unos hábitos que nos ayuden a desarrollar nuestra capacidad de ser más felices.

Aquí van algunas recomendaciones (muy acertadas) de Elsa Punset:

1. Piensa en positivo. Suena tu despertador y te tienes que levantar. ¡Cuidado con lo que piensas en ese momento! Tanto a la hora de levantarte como de dormirte son muy importantes los pensamientos que generas. ¿Por qué? Porque condicionas la forma en que te vas a enfrentar al día. Escuchar una canción, despertarte y ver una frase que te motive, hacer ejercicio, meditar… ¿Cuál sería para ti la forma perfecta de empezar el día?

2. Sonríe. Intenta que sea la primera cosa que hagas por las mañanas. ¿Conoces los superpoderes que te hacen sonreír?

3. Desayuna bien. Es la base para tener un buen día. Prepárate un buen desayuno ya que éste va a ser el combustible para funcionar a pleno rendimiento, concentrarnos y prestar atención. Así que no te saltes esta comida por las prisas: un buen desayuno es vital para rendir durante todo el día.

4. Escucha música. Prepárate una playlist con los temas que más te gusten, te motiven, te pongan de buen humor… para escuchar de camino al trabajo o mientras te arreglas. La música tiene efectos sobre el estado de ánimo y, también, sobre la productividad en las tareas que hagas.

5. Haz una cosa que te guste y te haga feliz. De camino al trabajo o antes de encarar tu día, ponte una canción que te motive, mira un vídeo que te guste o lee un capítulo de ese libro que te ha enganchado. También vete pensando en quedar con un amigo, ir a ver una exposición que te apetece, leer, cocinar… cuando termines de trabajar, ¡seguro que se te pone una sonrisa de oreja a oreja!

6. Habla bien de la gente. ¿Has probado en hacer comentarios positivos de la gente que conoces durante un día? Compruébalo, es más difícil de lo que parece.

7. Dedícate tiempo a ti: La persona más importante en tu vida eres tú mismo. Es muy importante aprender a quererse, mimarse a uno mismo para ser felices. Además, nuestra independencia emocional depende de aprender a ser felices por nosotros mismos. Aquí tienes un sencillo ejercicio para empezar:

8.  Haz deporte. Además de tener beneficios para la salud, mejorará tu estado de ánimo y serás más feliz.

9.  No dejes que nadie te arruine el día. Ir como sardinas en lata en el metro, recibir
empujones, encontrarte con contestaciones bordes… A veces es difícil seguir con una sonrisa en la boca. No te preocupes, cuando vivas estas situaciones recuerda que tú tienes el control para decidir cómo actuar.

10. Ve más comedia. Según un estudio de Mark Beeman, de la Universidad de Northwestern University de Illinois, y Jack Kounios, de la Universidad Drexel en Filadelfia, la gente que es feliz es más creativa. Así que antes de irte a dormir ponte una comedia, un vídeo, una película que te haga reír. Al mismo tiempo que te relajas y te irás a dormir sintiéndote bien.

 

Y, sobre todo….no te olvides de quien eres.

¿Os ha gustado? A nosotras mucho, y a partir de ahora intentaremos que todos los días nos salgan REDONDOS.

You may be also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami